"La Escuela de Karate Colindres no va a publicar ningún comentario que sea "Anonimo", todo aquel que quiera comentar algo deberá identificarse"

mens

"La libertad significa responsabilidad. Es por eso que la mayoría de los hombres la ignoran". G. Bernard Shaw

mouse

bienvenida

"BIENVENIDOS AL BLOG DE LA ESCUELA DE KARATE COLINDRES".
"Vengo hacia ti con las manos vacias. No tengo armas, pero, si soy obligado a defenderme, a defender mis principios ó mi honor, si es cuestion de vida ó muerte, de derecho ó injusticia, entonces aqui estan mis armas, las manos vacias"

domingo, 30 de agosto de 2009

RECORDANDO AL MAESTRO TAIJI KASE


Taiji Kase: La huella de un maestro

He aquí la biografía de uno de los grandes Maestros recopilada por Martín Fernandez Rincón.Kase Ha Shôtokan Ryu Karate-Do

Nació en Chiva, Japón el 9 de febrero de 1.929, y falleció en Paris el 24 de noviembre de 2.004 a los 75 años de edad. Casado y con dos hijas dedicó gran parte de su vida a la práctica y enseñanza del Karate-dô. Y aunque el 31 de mayo de 1.999 sufrió un infarto, del cual tuvo que ser reanimado con electroshock, esto no le impidió que, tras veinte días de recuperación en el Hospital Americano de París, continuase con su misión de elevar el Karate a lo más alto. Permitiendo así que karatekas de todo el mundo pudieran acceder a aspectos más profundos de este bello y apasionante arte.
Leer más [+/-]


    Taiji Kase con tan sólo seis años de edad ya practicaba Judo, llegando a obtener el 2º Dan en 1.944. En ese mismo año 1944, comenzó su práctica de Karate-dô y fue casualmente al ver en una librería el "Karate-dô Kyohan", libro del Sensei Gichin Funakoshi (1.868-1.957), tras observar este libro quedó muy impresionado, pues él ya conocía el Judo, el Kendô y el Aikido pero no así el Karate-dô. Por ello fue a conocer a Gichin Funakoshi -quién tras asegurarse sobre las intenciones del joven Kase lo aceptó como alumno en el Shotokan-Dojo. Por aquel entonces, Taiji Kase tenía 15 años y, como anécdota de esos tiempos, decía: que en 1.944 las personas que poseían una Katana, pistola o practicaban Karate debían notificarlo a la policía, porque lo consideraban como un arma, no así otros artes marciales.

    En estos años él simultaneaba la practicaba del Judo y del Karate. Hasta que muy cerca de obtener el 3er Dan de Judô tuvo que abandonar su práctica, debido a que el Karate-dô le absorbía por completo. Y además, según comentaba con su habitual sonrisa, -algunas veces en los randori (combate) de Judô surgían las técnicas de Karate-dô y no dejaba trabajar a sus oponentes .... También practicó algo de Aikidô llegando incluso a conocer en persona a Morihei Ueshiba, el fundador de este arte y a Noriaki Inoue, maestro de Aikido de Shigeru Egami, ambos, según él nos comentaba, eran maestros con un increíble nivel. Por otro lado, el maestro Kase no sólo recibió clases de Gichin Funakoshi sino también de otros maestros e instructores tal y como podemos leer en la entrevista publicada por la revista Cinturón Negro en Año XIII nº 132.

    A finales de marzo de 1.945 con tan sólo 16 años se alistó en la Armada (Navy), concretamente en el cuerpo especial de Kamikazes. Sin embargo, la guerra acabó en agosto de ese mismo año, por lo que él decía que gracias a esto estaba entre nosotros. Solía comentar que como podría haber muerto en la guerra y sin embargo estaba vivo no tenía motivos para estar triste. Y así era, pues siempre lo veíamos con una sonrisa o actitud interior muy especial.

    Como estudiante se graduó en Ciencias Económicas en la Universidad de Senshu en marzo de 1.951. Y nos comentaba con buen humor que, a veces, debido a los entrenamientos, no tenía tiempo de estudiar los exámenes, pero lo solucionaba firmando los mismos como capitán de Karate de la Universidad, lo cual le daba buen resultado.

    Cuando acabó la guerra, el Dojo Shotokan estaba destruido, como consecuencia de los bombardeos. Yoshitaka Funakoshi (1906-45), había fallecido de gangrena pulmonar o algo parecido, y los antiguos alumnos supervivientes de la guerra se hallaban desperdigados por todo Japón. El maestro Kase, no encontró un Dojo en donde practicar, por lo que reanudó la práctica de Judô, hasta que Gichin Funakoshi reunió de nuevo al grupo del Shotokan.

    En 1.946 obtuvo el Shodan (1er Dan) de Karate-dô y en 1.949 siendo capitán de la Universidad de Senshu obtuvo el Sandan (3er Dan). En este mismo examen obtuvieron el 3er Dan el capitán de la Universidad de Chuo (Takagi) y el de Takushoku (Shimamura). El maestro Shimamura era Sempai (senior) del conocido maestro Nishiyama, el cual, obtuvo el Sandan aproximadamente un año más tarde que Taiji Kase, Takagi y Shimamura.

    El maestro Kase se unió a la J.K.A. (Japan Karate Asociation) con el fin de dedicarse profesionalmente a la enseñanza, que es lo que él deseaba. Sin embargo, él siempre hizo un Karate muy particular, y aunque fue Instructor Jefe de J.K.A en Europa, siempre mantuvo el contacto con maestros de la N.K.S. -Nihon Karate-dô Shotokai, a pesar de que, estos dos grupos: J.K.A.(Kyokai), y N.K.S., se separaron por completo al morir el maestro Gichin Funakoshi debido a diferentes desavenencias. No obstante, es muy normal que el maestro Kase mantuviera este vínculo, ya que uno de sus principales instructores fue Genshin Hironishi (1.913-99), Instructor Jefe del Dojo Shotokan y Presidente de la Shotokai de Japón tras la muerte de Egami (1.912-81) y hasta su fallecimiento en diciembre de 1.999. También mantuvo una excelente amistad con Jotaru Takagi, actual presidente de la N.K.S., siendo ambos de la misma generación y compañeros de entrenamiento. Otro de sus instructores con el que mantuvo contactos esporádicos en sus viajes a Japón fue Okuyama Tadao, también mencionado en la citada entrevista. En cuanto a la gente que comenta: -que él no ha seguido los estándares de la J.K.A., a este respecto él simplemente comenta que su Karate es Kase Ha Shôtôkan Ryu Karate-Dô, es decir, Shotokan con las cualidades que él le ha impreso –su impronta personal.

    En Japón una de sus misiones era adiestrar en Kumite (combate) a los instructores de la J.K.A., entre los que se encontraban: Enoeda, Ochi, Shirai y otros muchos. Otra faceta suya menos conocida es que era el encargado de atender los desafíos o retos que se lanzaban contra la J.K.A.

    Durante la posguerra (1945-52) con Japón bajo el control de la policía americana, tuvo muchos altercados de los que salió victorioso y con una gran experiencia real en combate. Él nos decía que ése no era el verdadero espíritu del Budô, pero eran las circunstancias...

    En 1964 salió de Japón para impartir sus enseñanzas en los siguientes países y continentes: En 1964 estuvo 3 meses en Sudáfrica. En 1.965 enseñó en Sudáfrica con los maestros Kanazawa, Enoeda y Shirai, ese mismo año realizó una gira de seminarios por EE.UU, y Alemania. Y de octubre de 1965 a marzo de 1966 en Holanda y Bélgica. De marzo a agosto de 1967 fue a Milán (Italia) para ayudar a establecerse al maestro Shirai hasta que en 1.967 llega a Francia y se instala definitivamente en París. Durante sus comienzos en París, tuvo que confirmar su valía y, para ello, se batió con los campeones y expertos karatekas franceses de la época; poco a poco, dejó claro que el Karate que él practicaba era muy superior y no tenía nada que ver con lo hasta entonces conocido. Según Henry Plée, pionero del Karate Francés -a Taiji Kase, una vez se le veía en acción, se le admiraba y respetaba, "pues él va directamente a lo esencial, la técnica para él es sólo el medio, lo que le importa es el resultado".


    Otra de las fechas importantes, es: 1.986, año en que decide cerrar su Dojo de París y dedicarse exclusivamente a enseñar su arte por el mundo, -lo que viene haciendo hasta ahora.

    Él siempre nos hablaba de tres etapas de evolución del Karate: la de Okinawa, la Japonesa y la etapa de Yoshitaka. Y aunque él nunca lo hubiera dicho -por modestia, sus alumnos y cualquiera que haya conocido su Karate añadirá una etapa más, la de Kase sensei (Kase Ha).

    En el apartado de sus publicaciones, en los años ochenta publicó dos libros que incluyen dieciocho Katas Superiores y los cinco Heian con aplicaciones de las principales secuencias técnicas de estos Katas, -estos libros se han reeditado en varias ocasiones.


    En 1989 junto con el maestro Hiroshi Shirai al que le unía una gran amistad fundó la WKSA (World Karate Shotokan Academy) siendo su presidente hasta que en el año 2001 él decidió crear su propia asociación. Para esta nueva asociación y como era de esperar los alumnos propusieron el nombre de "Kase Ha" por lo que se llamó "Shôtôkan Ryu Kase Ha Instructor Academy" (Kase Ha Shôtôkan Ryu Karate-Dô). Siendo su idea principal definir de forma clara los fundamentos del Karate del maestro Taiji Kase para así asegurar la correcta transmisión de su legado a la posteridad. Para ello, se apoyó en sus alumnos más antiguos nombrando un comité técnico llamado Sihankai encargado de elaborar y recoger propuestas, coordinar actividades y promover cursos, entrenamientos o reuniones para la difusión de esta forma de Karate-dô.


    Aunque el Sensei Kase dominaba todo el arsenal del Karate, fueron sus técnicas de pierna las que asombraron de especial forma, como por ejemplo los Ushiro Geri y Kaiten Geri que él creó, eso por no hablar de sus técnicas de mano abierta, de sus rápidos y precisos desplazamientos y de los Kamaes, otra de sus especialidades. Pero ante todo, lo que más impresionaba en él era su eficacia y como era capaz de trasmitir los aspectos más sutiles del Budô y del Karate en particular.

    Por todo lo que aquí he expuesto, puede parecer que el maestro Kase tan sólo era un guerrero. Pero, aquellos que hemos tenido la inmensa suerte de conocerlo sabemos que, aunque con espíritu de samurai, era una persona entrañable con una gran personalidad y modestia –fue todo un ejemplo de armonía entre cuerpo y espíritu. Él irradiaba esta armonía a raudales, lo que no le impidió ser estricto y enérgico cuando era necesario. En cuanto a su vida diaria, repartía su tiempo entre su familia, su práctica cotidiana (en una habitación de su casa), y leyendo libros antiguos de Budô, poesía y filosofía.

    Por Martín Fernández Rincón
    © Albacete 2.000 revisada en 2.005.


    Artículo sobre Taiji Kase tomado, Karate-Bushido - octubre 1.999.

    Traducción del artículo sobre el Maestro Taiji Kase tomado de la revista francesa: Karate-Bushido - octubre 1.999.

    Taiji Kase fue uno de los pioneros del Karate en Francia. Llego a este país en la década de 1960. Él ha conocido o ha formado la mayor parte de los primeros campeones franceses. Descendiente de la dura escuela de la J.K.A., es conocido por haber dado al estilo Shotokan una dimensión dinámica, nueva en la época. Hoy en día, su influencia se hace todavía sentir a través de la acción de aquellos que fueron o son sus alumnos.

    Su edad. Taiji Kase nació en Japón en febrero de 1929.

    Sus inicios. El Maestro Kase practicó Judo y Aikido antes de descubrir el Karate. Comenzó la práctica del Karate en la Marina Japonesa. No es enseguida cuando el se reúne con la J.K.A., en la que juega un papel importante. Es al final de los años 1970 cuando deja la J.K.A. para desarrollar su propia concepción del Shotokan.

    Taiji Kase es conocido por haber impreso al estilo Shotokan su marca personal. Él es partidario de un Karate muy dinámico y muy fluido, vertebrado principalmente en la búsqueda de eficacia en el combate.

    Sus gestos. Taiji Kase domina todas las técnicas de sus arte. Sin embargo, desde sus primeros años en Francia, son sus técnicas de pierna las que han sorprendido a los campeones franceses; hoy en día es conocido por sus guardias de combate sorprendentes.

    Sus alumnos. Se puede decir que la mayoría de los campeones y de los profesores franceses de primera hora han pasado por las manos de Taiji Kase. Estos hombres tiene por nombre Jean Pierre Lavorato, Camille Daudier, Hervé Delage. Pero antes de llegar a Francia, Taiji Kase formó prestigiosos Karatekas como Keinosuke Enoeda, Hiroshi Shirai, e Hideo Ochi.

    Su "federación". El Maestro Kase es el creador de la WKSA que dirige con el maestro Hiroshi Shirai. Esta organización cubre, entre otras, la unión de países europeos. El objetivo de la WKSA es transmitir la enseñanza de Yoshitaka Funakoshi, prolongada por la obra del mismo Taiji Kase. Él se preocupa de desarrollar un Karate realista que respeta íntegramente la tradición.

    Instalado en Francia desde hace más de 30 años, el Maestro Taiji Kase es uno de los pilares fundamentales del Karate europeo. Si ha formado campeones de renombre ya profesores eméritos, [él ha permanecido discreto..... al punto] de que los jóvenes practicantes de hoy no lo conocen todos. Nosotros hemos pedido a J.P. Lavorato, 7º dan, discípulo de 1ª hora, que nos hable de aquel que, para los especialistas, queda como el más grande maestro de Karate viviente en Francia.

    Karate-Bushido: ¿Cuándo se encontró usted con el maestro Kase por primera vez?
    Jean-Pierre Lavorato.: Contrariamente a la mayoría de los Karatekas franceses, yo coincidí con el maestro Kase no en Francia sino en el mismo Japón. Era en 1966; con otros Karatekas, yo me encontraba reunido en Tokio, en la sede de la J.K.A.. El maestro Kase estaba allí: ese fue nuestro primer encuentro y el principio de una larga historia. Yo volví a ver al maestro Kase al año siguiente, en 1967, cuando vino a París a dirigir su primer curso; era en el Dôjô de Herý Plée, en la Montaña Sainte Geneviéve.

    Karate-Bushido: ¿En esta época, cual era vuestra experiencia en Karate?

    J.P.L.: Yo era ya cinturón negro y formaba parte del equipo de la AFAM (Academia Francesa de las Artes Marciales) desde 1964. En 1966, con el equipo de Francia, yo había logrado el primer campeonato de Europa.

    Karate-Bushido: ¿Usted era, pues, un campeón y un Karateka confirmado; sin embargo el maestro Kase logró sobre usted hacer una fuerte impresión?

    J.P.L.: Él era verdaderamente extraordinario, Su técnica era netamente superior a lo que yo había visto hasta entonces. Era rápido, explosivo y poseía técnicas de pierna impresionantes.

    Karate-Bushido: ¿Él ha hecho progresar por consiguiente el Karate Francés?

    J.P.L.: ¡Seguro! El ha recogido todas nuestras bases y nos ha dado otras técnicas como los golpes de pie circulares y con giro. Él también nos ha formado en una verdadera estrategia de combate. Nos ha enseñado como cambiar de ritmo, como variar los ángulos de ataque y otras cosas muy importantes. Por encima de todo esto, lo que le marca, es su profesionalidad y su rigor como maestro.

    Maestro Kase: El combatiente. Cuando llego a Francia, en 1967, el Maestro Kase descubrió un Karate todavía balbuceante. En una entrevista concedida en 1976 a su alumno Albert Boutbul (para la revista Ippon, hoy desaparecida), Taiji Kase había dicho: "En 1967, encontré que el Karate francés carecía enormemente de técnicas. Los combates eran confusos, es decir, que no había claridad en los gestos, y las ideas de movimientos no estaban del todo asimiladas".

    Cuando vivía todavía en Japón, una de las tareas del Maestro Kase en la J.K.A era formar los instructores y enfrentárseles en combate, con el fin de evitar su engreimiento (que no se les subieran los "Danes" a la cabeza). En un medio donde uno puede hacerse falsas ilusiones, el maestro Kase ha dominado siempre físicamente a sus interlocutores, durante los entrenamientos sin concesión. No olvidemos que, en los años 60 es él, con el maestro Nishiyama, quien estaba encargado de sacar adelante los desafíos. A su llegada a Francia, este combatiente en alma no ha vacilado en medirse con los expertos ya consumados. Así, Jean-Pierre Lavorato recuerda una sesión de Kumite (combate) durante la cual, durante una hora, debió hacer frente a los asaltos del terrible Japonés. Taiji Kase se ha batido igualmente con otros campeones franceses de la época y, poco a poco, su reputación se estabilizó. Para la pequeña historia, recordemos que es él quien ha preparado a Lavorato para su victoria en los campeonatos de Francia de 1968, donde se batía con cierto Dominique Valéra.

    En la preparación del combate, la idea del maestro Kase es que no es preciso quemar las etapas. Los ejercicios de sambon-Kumite, kihon-ippon-Kumite y Jyu-ippon-Kumite son repetidos durante los años: es preciso que las técnicas sean puras y el timing exacto; solamente entonces se puede hacer combate libre (jiyu Kumite).

    Un estilo de Karate puro y duro. Taiji Kase siempre ha hecho referencia a Yoshitaka Funakoshi, a quién él considera como su profesor. Hijo de Gichin Funakoshi (fundador del Shotokan), Yoshitaka era conocido por la dureza de sus entrenamientos. Taiji Kase, digno heredero de Yoshitaka, ha dirigido los entrenamientos también a una dureza extrema, con el fin de "romper el cuerpo para liberar el espíritu". Para comprender mejor lo que significa "dureza del entrenamiento", he aquí un análisis de Kenji Tokitsu en su obra "Historia del Karate-dô". Para comprender los problemas consecuentes a los cambios técnicos de Shotokan, es suficiente considerar un hecho simple. Yoshitaka Funakoshi, enfermo desde la infancia, no-tenia una larga esperanza de vida. Él invirtió toda su energía en la búsqueda de la eficacia en Karate con sus jóvenes discípulos que, ellos también, viven con la perspectiva de una vida corta a causa de la guerra. "Morir a los veinte años" es una idea profundamente arraigada en los jóvenes japoneses de este periodo. Ellos buscan un Karate inmediatamente eficaz y aportan modificaciones técnicas en una atmósfera social cuya perspectiva se hunde en la muerte inminente. Los riesgos de traumatismos en diez o veinte años que podría causar el entrenamiento no tiene sentido para ellos y el cuidado de evitarlos en la elaboración de la técnica ni tan siquiera roza su espíritu..... Ellos viven pensando: "es necesario estar más fuerte hoy, para estar presto a morir mañana".

    Henry Plée testimonio. Hery Plée es el hombre que ha hecho entrar el Karate en Francia, en los años 1950. Es él, notablemente, quien ha invitado a Francia a los primeros expertos japoneses. El cuenta: "Mi primer encuentro con el Maestro Kase fue casi por azar. Yo preparaba un cursillo de verano con Hiroshi Shirai (que estaba entonces instalado en Italia), pero Shirai tuvo que anular su cita, y fue Kase quien vino en su lugar. Yo estaba un poco inquieto porque había leído un pequeño libro, el Marabout Flash del Karate, en el cual Kase posaba para las fotos. En la época, yo tenía una cierta visión del Karate y Kase no "encajaba" con esta visión. Por ejemplo, en el libro, Kase elevaba el talón para dar sus golpes de pie y esto no me parecía muy ortodoxo; es preciso decir que los otros expertos nos habían repetido, durante los años, que levantar el talón era una falta grave. Resumiendo, Kase vino y, cuando se le ha visto trabajar, se ha observado lo que hace, él es muy bueno. Lo que resaltaba en Kase, es que iba directamente a lo esencial, sin preocuparse de los detalles. Lo que le interesaba, era la eficacia y la técnica no era para él más que un medio. Levantar el talón para los golpes de pie o despegar los codos para los golpes de puño, era detalle: sólo el resultado contaba. Simpatizo muy pronto y me ha ayudado mucho por su forma de ver el Karate. Tras el cursillo, él quiso permanecer en Francia y logro convencerme: se hizo un primer contrato que se renovó una vez; él daba sus clases en mi Dôjô de la Montaña Sainte Geneviéve, después el se instaló por su cuenta. Abrió su propio Dôjô en su casa. Más tarde, ha hecho sobre todo cursos. Kase era parte de los mejores de la J.K.A., pero él no ha sido jamás un puro producto de la J.K.A.. Había tenido como instructor al Maestro Hironishi; este último le había dicho un día: "Todo el Karate se encuentra en dos movimientos de base: gedan-barai y gyaku-zuki". Kase era parte de la J.K.A. pero no había cortado sus lazos con Hironishi. En Francia, Kase estableció su reputación combatiendo con los jóvenes campeones. Él era verdaderamente fuerte y su técnica favorita, en la época, era el ushiro-geri. En cuanto como maestro, es alguien muy completo, pero se debe decir que se interesa sobre todo por los cintos negros.

    Su posición favorita es Fudo-dachi; posición de máxima estabilidad que sirve tanto para bloquear como para golpear y desplazarse. Esta posición permite trabajar con toda confianza, y con la velocidad necesaria para preservar la columna lumbar.

    Un maestro........ que se debería imitar.! Después de haber interrogado a Jean-Pierre Lavorato, de cuyo testimonio queda un ejemplo, hemos pedido a un practicante más modesto, Cristian Courtome (modesto pero sin embargo 3er Dan otorgado por el Maestro Kase) que nos hable del gran maestro:

    "El arte del combate no puede ser ejercido más que por un practicante que se interne totalmente en su pasión. El entrenamiento es físico, pero sin un trabajo mental de igual importancia, el sujeto apenas roza la superficie. Esta idea está hoy tan presente que es aplicada. En la enseñanza del maestro Kase, esto es realmente puesto en práctica. Un ejercicio que el Maestro pedía hacer en la época en la que su grupo había obtenido el 3er Dan, era el siguiente: en las circunstancias más anodinas, en el metro, delante de un vaso, anunciad un ataque a un amigo (practicante, evidentemente). Aquel debe responder instantáneamente, oralmente, el blocaje correspondiente. Este simple ejercicio es una primera etapa hacia la fusión del cuerpo y del espíritu, obligando a un estado de vigilia permanente.

    La fusión del cuerpo y del espíritu se logra también por la repetición del movimiento. No con discursos sobre la utilidad de este trabajo, nada de preguntas. El maestro muestra el movimiento exacto y es preciso hacer las series, haciendo el vacío. El gesto se convierte instintivo al cabo de unos años. Una serie es, por ejemplo, mil golpees de pie de un tirón.

    Para practicar de esta forma, es necesaria una larga preparación. Se ha criticado algunas veces este tipo de práctica "a lo samurai", pero los resultados están ahí.

    El maestro Kase es un hombre de su tiempo, un hombre de relaciones públicas, muy apreciado en numerosos lugares. Su práctica es aquella de un Karateka tradicional que domina perfectamente los elementos del pasado, pero su mirada está vuelta hacia el futuro de su arte.

    ¿Cómo no admirar a este experto que ha logrado la síntesis de las principales paradojas del ser humano: la violencia y la serenidad, la destrucción y la integridad, el pasado y el futuro?.

    Un profesor para la historia. Aparte de sus cualidades de practicante, T. Kase es conocido por el valor de su enseñanza. En la J.K.A., era el encargado de las clases de combate para los futuros instructores. Hideo Ochi testigo de este hecho: "Las clase más duras que yo he conocido, fueron aquellas dirigidas por el Maestro Kase". Por su parte, los practicantes franceses precisan: "La enseñanza del maestro Kase concierne toda la vida de un practicante". Para el maestro Kase, lo mental debe entrenar lo físico; así, el maestro Kase dirige regularmente entrenamientos extremos donde no es raro que haya pérdidas de conocimiento. Por ejemplo, él nos hacia repetir hasta 30 veces de un tirón el Kata Kanku sho, un Kata largo y difícil. Para el maestro Kase, el principio del Karate es la búsqueda de la armonía del cuerpo y del espíritu y de . Por esta razón otras etapas intervienen entre los entrenamientos extremos y la adquisición de esta armonía. El porte del cuerpo, la posición de la espalda, la respiración, pero también el comportamiento general del individuo guiado por las reglas del Bushido, participan en esta realización. Lo que puede explicar la paradoja aparente entre la extrema cortesía y la afabilidad del maestro Kase en lo civil, y su intransigencia absoluta cuando dirige una clase. Pues, para él una sola cosa cuenta: la eficacia, aquí y ahora.

    Traducido por: José Luis González Cifuentes
    3º Dan Kase Ha Shôtôkan Ryu Karate-Dô

    Revisado por: Martín Fernández
    6º Dan

    "Jose Manuel Maza con el Maestro Kase"

    Sensei Kase decía en una entrevista para la revista C.N. ante la pregunta:

    Sensei, siendo vd. tan mayor y después de haber estado gravemente enfermo... ¿Qué le impulsa a seguir dando cursillos y clases por todo el mundo?

    Respondió: Cuando me encontraba en el hospital me acordaba de Waka Sensei; él estaba muy enfermo de tuberculosis, durante el día guardaba cama, pero al llegar la noche, se ponía el karate-gi y era quien entrenaba más fuerte. Aquello lo hacía por "Giri" hacia su padre y por respeto hacia sus alumnos. Yo tengo un legado, ofrecido por el mismísimo Gichin Funakoshi. Tengo Giri y debo seguir con la labor de desarrollar el karate-dô y mejorarlo lo más posible, para volver al gran nivel que se tenía antes de la Segunda Guerra Mundial. Estoy muy agradecido a Gichin y a Yoshitaka por lo que me dieron y la forma de devolverles el favor es trabajando con toda mi alma por el Shotokan.



    Asimismo, aconsejaba a los practicantes de karate-do lo siguiente:

    Busquen un buen Maestro y sobre todo entrenen. Yo cada día encuentro cosas nuevas en el karate-dô. No es que me invente nada, ¡ya estaban ahí! Lo que pasa es que según evolucionas, vas encontrando y comprendiendo cosas, cosas que antes para ti eran inimaginables.



No hay comentarios: