"La Escuela de Karate Colindres no va a publicar ningún comentario que sea "Anonimo", todo aquel que quiera comentar algo deberá identificarse"

mens

"La libertad significa responsabilidad. Es por eso que la mayoría de los hombres la ignoran". G. Bernard Shaw

mouse

bienvenida

"BIENVENIDOS AL BLOG DE LA ESCUELA DE KARATE COLINDRES".
"Vengo hacia ti con las manos vacias. No tengo armas, pero, si soy obligado a defenderme, a defender mis principios ó mi honor, si es cuestion de vida ó muerte, de derecho ó injusticia, entonces aqui estan mis armas, las manos vacias"

martes, 6 de octubre de 2009

"MITSUSUKE HARADA SENSEI"


Con motivo del curso que impartirá Harada Sensei en San Sebastian los días 6, 7 y 8 de noviembre, al que intentaremos asistir, he querido poner esta pequeña biografia para conocer un poco más a este gran Maestro.

Sensei Harada, hijo de un oficial de la armada japonesa, nació en Dairen, en el extremo sur de Manchuria el 16 de noviembre de 1928. Hasta los nueve años, su familia permaneció en China, y despues volvió a Tokyo. Comenzó a practicar Karate a los 15 años de edad, entró en el dojo de Shotokan en Zoshigaya, Toshima Ward en 1943, junto con Taiji Kase, donde conoció a Sensei Yoshitaka Funakoshi. Y fue instruido por maestros legendarios como Motonubu Hironishi, Wado Uemura y Yoshiaki Hayashi.
Leer más [+/-]


    La formación consistió en la práctica de kata, kihon y kumite. Las clases eran de dos horas. Debido a que Japón estaba en guerra, en las noches las cortinas estaban siempre cerradas y las luces mantienen bajas en caso de un ataque aéreo.

    El Shotokan fue, el primer dojo de karate en Japón. El dinero para construir que había sido aportado por los estudiantes de Gichin Funakoshi, (maestro al que se le atribuye la introducción del Karate de Okinawa a Japón, y el fundador del estilo Shotokan.) un grupo que se habia formado conocido como Shotokai ( "Asociación Shoto," como referencia a la firma Shoto, seudonimo de Funakoshi).

    Harada comenzó sus clases en el Shotokan donde conoció a Funakoshi Yoshitaka. Yoshitaka fue el tercer hijo de Funakoshi, y él había asumido el puesto como Instructor Jefe de la Shotokan y primer ayudante de su padre después de la repentina muerte de Takeshi Shimoda en 1934. Yoshitaka le había otorgado el rango de Renshi (de un instructor de grado) de la Butokukai. Vivía al lado del dojo con su esposa y familia. En este momento Yoshitaka Funakoshi tenía 36 años, era más corpulento que su padre, ojos grandes y prominentes. Harada recordó que Yoshitaka mandaba a los cinturones negros que le hiciesen cualquier ataque, mientras el permanecía de pie en una postura de profunda Fudo dachi (su favorito), con un kamae abierto. También era muy habil en el manejo de bokken (espadas de madera) y Bo (quarterstaffs). Lamentablemente, aunque estaba en forma y muy fuerte estaba muy mal y en 1945 murió de una gangrena de los pulmones. Esta fue una pérdida verdaderamente masiva, no sólo para su padre, sino también un desastre para el Karate Shotokan, Yoshitaka era de hecho un individuo muy especial y siempre dedicó todo su tiempo a la investigación y el desarrollo del karate de su padre, era innovador, dinámico y creativo.

    El 29 de abril de 1945, un ataque aéreo sobre Tokio hizo que el famoso dojo Shotokan fuese destruido por el fuego. Después de la desaparición de la Shotokan, Harada escribió una carta a Funakoshi preguntando si sería posible continuar la formación. Funakoshi, que vivía con su hijo mayor Yoshihide en el distrito de Tokio Koishikawa, respondió a Harada que era bienvenido a entrenar en casa de su hijo en forma privada.

    Al entrar en la prestigiosa Universidad de Waseda en 1948 (como había hecho su padre) para estudiar una Licenciatura en Comercio, Harada continuó su formación en el club de karate de Waseda. Mientras que en Waseda asistió a campos de entrenamiento y cursos de una semana. Inicialmente, Toshio Kamata (Watanabe) era el instructor. En ese mismo año había también otro nombre que iba a ser bien conocido - Tsutomu Ohshima con el que tuvo una estrecha amistad. Harada en este momento iba con frecuencia recoger a Funakoshi en taxi y acompañarlo hasta el dojo de Waseda, para que Funakoshi enseñara allí.
    .

    El 1 de mayo de 1949, cuando se formó la Nippon Karate Kyokai o Japan Karate Association (JKA), Harada fue hasta el dojo Joji Takeda para recoger Funakoshi y llevarlo a la Sala de Shimbum Iomiuri. Genshin Hironishi había sido fundamental para lograr reunir a todos los karatekas después de la Guerra del Pacífico. Había sido la última solicitud de Yoshitaka a Hironishi para tratar de mantener "el camino de Shoto" vivo, si era posible. En la manifestación de ese día, era la primera vez que vio Harada a Funakoshi realizar un kata individual - Kanku Dai. Harada posteriormente vio Funakoshi demostrar esta forma en otras ocasiones y recuerda un rendimiento especialmente bueno en el Sai Budo japonés. En este momento, Funakoshi estaba tratando de revertir la disminución en el nivel de la técnica y el vacío espiritual que se había llegado a ser dominante como resultado de la guerra. Con la perdida de su hijo Yoshitaka principal esperanza para el futuro del karate, su tarea se había vuelto aún más difícil.

    Ahora que Harada había entrado en la Universidad, Funakoshi tenía más confianza hacia él y, a menudo bromeaba, y reflexionaba acerca de Okinawa, sus maestros de karate y su juventud. Cuando se le preguntó acerca de los métodos del viejo maestro, Harada dijo que las técnicas de Funakoshi eran "suave, relajado e imprecisos".

    Mientras estaba en Waseda desde 1949-1952, Harada entrenaba directamente con el maestro Funakoshi. Las clases eran en general el sábado al mediodía hasta las 1:30 pm. Como era su costumbre, Funakoshi enseñaba en su mayoría kata, ya que creía que era el alma del karate. Lamentablemente sus estudiantes querían kumite y la asistencia a las clases de Funakoshi fue baja. Harada explicó más tarde, "no nos dimos cuenta de la importancia del kata y despues Funakoshi nos explicaba donde se cometió el error. No se puede conseguir alto grado de kumite sino se entrena bien la técnica en las katas".

    Aunque a los setenta años, Funakoshi, el viejo maestro de frágil aspecto, era todavia "muy ágil y tenía espíritu indomable", y durante el curso el primer invierno de 1949, hizo una demostración con Toshio Kamata muy conocido en kumite. Kamata era muy estricto consigo mismo y tenía un gran poder, y atacó con un oizuki (un golpe frontal) a Funakoshi. El viejo maestro realizó su técnica favorita, Gedan-barai (un bloqueo bajo), al mismo tiempo agarró el brazo de atacar, y Kamata cayó al suelo. Esto causó una gran impresión en todo. La Fe de Harada había sido restaurada - Maestro Funakoshi todavía podía hacerlo y hacerlo bien! Esos años de kata había hecho que le permitiesen mantenerse activo: que incluso le permitió continuar en kumite a pesar de su avanzada edad.

    En Waseda, Harada también cayó bajo la influencia de otros dos maestros de Karate muy pendientes, tanto de los cuales afectaron profundamente su vida. Estos fueron Egami, un hombre de cuya habilidad en los círculos japoneses de karate era insuperable y Tadao Okuyama.
    En la escuela media, Egami entrenaba judo y kendo, como era costumbre en aquellos días. Había asistido a la Universidad de Waseda para una licenciatura en Comercio, lo mismo que Harada, y también había estudiado algo de aikido (aunque todavía no se llamaba así). En 1931, Egami ayudó a formar el club de la Universidad de Waseda de karate. Sus maestros principales fueron Funakoshi y un asistente de Funakoshi, Takeshi Shimoda, pero él también entrenaba mucho con Yoshitaka, que era mayor que él, porque era algo “especial”, a quien describió como de carácter excelente y altamente calificado. Egami era un karateka excepcional, por lo general se considera que tiene el mejor golpe en el estilo Shotokan - él era un especialista en oizuke. Durante la Segunda Guerra Mundial, fue también un maestro en la Escuela de Nakano, que era una escuela de formación para los comandos de Japón y espías.
    Después de un encuentro casual en el dojo de Waseda donde Harada practicaba de forma individual (como hacía a menudo), Egami elogió sus esfuerzos para mejorarse a si mismo, y se ofreció a ayudarlo. Así, durante los próximos 18 meses, los dos entrenaban los siete días de la semana, y esto marcó el comienzo de una amistad que duraría muchos años.

    El momento fue fortuito, ya que esta fue una época de gran innovación e investigación para Egami. Estaba desarrollando su ya formidable puñetazo en una técnica de fluidos y más penetración más relajado. Por lo tanto, el gasto de tres horas cada día practicando, y muchos más hablando de la teoría de karate, en particular. Harada había mejorado considerablemente como resultado de sus clases particulares.


    El objetivo de Egami en este momento era modificar la formación rígida que había sufrido durante los últimos 25 años. Se dio cuenta de que este tipo de técnica es muy deficiente. La nueva técnica es un concepto radical de Karate Shotokan, ya que fue su teoría de que la relajación de las articulaciones y la pérdida de tensión indebida permitió la liberación del verdadero poder y penetración. Tenía un punto de enfoque, que incluso a través de cuatro cojines que utilizaron como almohadillas, Harada todavía podía sentir el poder penetrante. Los bloqueos de Egami fueron igualmente devastadores: cada vez que atacaba Harada con sus golpes, este paraba y le tiraba al suelo.

    El resultado de esta investigación fue un karate más suave, más rápido y más fluido, hizo que la técnica de Egami fuera más potente que la técnica del Karate Shotokan típica de la época. Egami había trabajado estrechamente con Funakoshi hasta que el viejo maestro murió, él siempre consideró que el desarrollo y la dirección de su investigación está en consonancia con los deseos de su maestro. Sin embargo, la tragedia golpeó a Egami, cayó enfermo, su cuerpo fue encontrado por sus alumnos. Afortunadamente, Harada había experimentado ya el resultado de los estudios de Egami como su discípulo.

    En el campamento de verano de Waseda primero que asistió Harada ( probablemente 1949), fue presentado un excelente 3 º dan de nombre Tadao Okuyama. Harada entrenó con él todas las tardes durante dos años. Sin embargo, después de un desacuerdo con Toshio Kamata en la técnica, Okuyama enojado, de repente desapareció del campamento de verano. Se fue y entró en las montañas de Tsukuba 50 millas al noreste de Tokio en la búsqueda de la verdad. Un par de años más tarde, reapareció en Tokio, para reanudar el entrenamiento privado con Egami. Un día le dijo a Egami y a Harada de esto, y él utilizó la perspectiva de una reunión con Okuyama como la motivación, mientras practicaba. En 1955, cuando Harada debía dejar Waseda, el día de la reunión llegó. Tan pronto como Harada vio vestido con el kimono a Okuyama con su cabellera larga, recordó, "Yo sabía que no podía ganar el encuentro. Había algo especial en él." Harada se encaró con él de todos modos, pero tan pronto como había empezado todo había terminado. "Fue realmente increíble", recordó Harada. ¿Tan rápido! " . Harada había atacado a la cabeza con la mano abierta. Okuyama ni siquiera había tocado físicamente Harada "pero sentí el poder, ese poder, que nunca había sentido que antes de cualquier lugar". El recuerdo perdura en Harada a este día. Okuyama no había sido bloqueado en el pasado como muchos de sus contemporáneos, estaba preocupado por el futuro ... de cómo mejorar, cómo evolucionar! Un socio de mucho tiempo de Yoshitaka dotado del rango Renshi, Egami admitió más tarde que a ese nivel Okuyama fue incluso mayor que el de Yoshitaka, tan alto, de hecho, que nadie podía seguirle.

    Después de completar su Licenciatura en Comercio en 1953, Harada luego realizó una maestría, que completó con éxito en 1955. Si bien en la escuela de postgrado, ayudó a Hiroshi Noguchi de Waseda y Masatoshi Nakayama, también ayudó a enseñar karate a los militares estadounidenses. Fue durante este tiempo en Waseda cuando Harada coincidió con el fundador del aikido, Morihei Ueshiba, a quien Harada más tarde describió como "tremendo". Harada tuvo también la suerte de ver la demostración final de Ueshiba en el Kodokan en 1969, pocos meses antes de morir. Harada habló una vez de la capacidad de Ueshiba para lanzar oponentes sin tocar a su maestro, Egami. Egami habló a Harada sobre su propio encuentro con Ueshiba muchos años antes como estudiante, asimismo verse volando por el aire sin ningún contacto físico notable. Entonces dijo a sus alumnos algo que podría afectar su vida por los próximos 40 años: él dijo, "Usted debe esforzarse por producir este efecto con la técnica de karate."

    En 1955, Harada sacó una oposición junto con otros japoneses para trabajar en el Banco de América del Sur, en São Paulo, Brasil. Estaban a punto de zarpar en la Maru África. Egami (con quien se había entrenado la noche anterior), Motohiro Yanisagawa (un estudiante de Egami de la Universidad de Chuo) y el hijo de Yanisagawa de Daisuke. Harada vio alejarse. (Sus padres y hermana se despidieron antes, según lo solicitado por su hijo.) Durante el viaje, el barco atracó en Los Angeles, y Harada tuvo la oportunidad de visitar a su viejo amigo de Waseda, Tsutomu Ohshima, que ahora vive en California.

    A su llegada a Brasil, Harada se instaló en su nuevo trabajo en el banco. El gerente, se enteró que su nuevo empleado tenía conocimientos de karate, le preguntó a Harada para hacer una demostración para el personal del banco. Tras la manifestación, un joven empleado se le acercó y le pidió que si le admitía como un estudiante, pero no había ningún sitio para entrenar! El futuro estudiante estuvo buscando hasta que encontró un dojo de judo que podían utilizar, y la pareja comenzó a entrenar en octubre de 1955. Pronto el sobrino del estudiante y luego se unió a algunos de sus amigos llegaron y, en ningún momento el club ampliado a un 30-40 estudiantes. Esta fue probablemente la primera escuela de karate del público en toda América del Sur. Así, Harada, como su instructor Funakoshi había sido antes que él, fue un pionero del karate.

    Harada quería afiliarse a su club de Brasil con Japón, y por eso escribió a Funakoshi. Cuando éste respondió, Harada fue sorprendido por el contenido de la carta: Funakoshi declaró firmemente que Harada debería crear una organización independiente de Brasil. La razón era que él pensaba que el arte que se había introducido en Japón continental había sido en gran parte en mal estado y dañado. Así pues, iniciando una nueva organización, él pensó que era una oportunidad para que el karate para empezar de nuevo, lejos de las disputas y la burocracia que se había vuelto tan común en Japón. De ahí nació el Karate-do Shotokan Brasileo.
    Al mismo tiempo, Funakoshi hizo suya su fe en Harada, concediéndole su Godan, o 5 º dan, a la corta edad de 28 años. Harada nunca ha buscado más allá de cualquier grado subsiguiente 5 º dan, sintiendo que carece de sentido. Después de todo, ¿cómo podría estar por encima de su propio maestro, quien era considerado apenas 5 º dan? Como resultado de ello, este nivel sigue siendo el grado más alto nivel posible en la organización de karate Harada posterior de la KDS.

    En abril de 1957, Harada recibió un telegrama de Egami que le informaba de que Funakoshi había fallecido tranquilamente en el hospital el 26 de ese mes. Había estado en la cabecera de su viejo profesor, cuando él tomó su último aliento. Egami había asumido el papel de velar por el viejo maestro y había aprendido mucho de él, pero cuando Egami cayó enfermo, nadie puede cumplir sus funciones. Los problemas surgieron a continuación. En concreto, la familia de Funakoshi se opuso a una muy bien conocida la asociación (y un burócrata de esa organización en particular), la organización del funeral. Por lo tanto, un grupo se formó para asistir al funeral, con Yoshihide, el hijo mayor del Sensei, como Presidente. Este grupo era conocido como el Shotokai. En este momento el Shotokai no tenía ningún significado del karate, pero por supuesto muchos de sus miembros hicieron, entre ellos Hironishi, Egami, y Yanisagawa. De todos modos, los miembros de la Shotokai fueron ejecutores de la finca y la confianza de la familia Funakoshi. Bajo la dirección del Dr. Nobumoto Ohama, el Presidente de la Universidad de Waseda, el club de Waseda Shotokan se unió a la Shotokai, también. Después del funeral, el Shotokai no fue disuelto y las Universidades de Chuo, Senshu, Toho, Gakushuin de Tokio y se unió a Noko. En este punto, sin embargo, no hubo diferencias en la técnica de karate: todos estaban practicando Shotokan.

    Egami describió todo esto en cartas a Harada. Harada, con sus estrechos vínculos con Funakoshi y Egami, posteriormente se convirtió en un miembro de la Shotokai. Mientras tanto, los estudiantes de Funakoshi se pusieron a discutir sobre que dirección debía tomar el estilo del fundador. El Shotokai se dedica a preservar las enseñanzas ortodoxas de Funakoshi, Egami cree que el desarrollo futuro debería conducir a lo largo de la ruta de acceso al viejo maestro se había propuesto. Ciertamente, se podría decir que Funakoshi no aprobaba la dirección, sino que determinados karatekas fueron tomando su Karate Shotokan.

    Durante su estancia en São Paulo, Harada también descubrió el arte de lucha de la capoeira brasileña. Un día, un supuesto amigo trajo un profesional de alto nivel para el dojo de Harada. Sin saberlo Harada, iba a ser un desafío. Afortunadamente, uno de los estudiantes de Harada había escuchado las intenciones de los dos hombres, e informó Harada de ello. Harada, consciente de la situación, aumentó la intensidad de la práctica, que estaba siendo vigilado por su rival potencial. Entonces, al final de la lección aplica una psicología más, acercándose al capoeirista diciendo que acepta un desafío en cualquier momento cuando se les ofrece. Pero el profesor de la capoeira se negó y no volvió.

    En otra ocasión, sin embargo, se le ofreció un desafío. Esto fue en la Universidad de Río de Janeiro, y esta vez fue aceptada. Harada explicó más tarde que su oponente utiliza el tempo de la música para respirar, por lo que Harada avanzada, cada vez que se inhala, el tiempo de conducción de la capoerista en una esquina. Luego mostró una técnica que claramente acababa el desafio, pero lo hizo de forma sutil para no humillarle. Sin embargo, estos encuentros con el arte brasileño enérgico y acrobático, con su amplia gama de movimientos de las piernas de barrido y la hilatura , Harada llevó a revisar su propia práctica. Por un lado, se consideró necesario ser mucho más móvil y adaptable que previamente había considerado aceptable. Harada Sensei estaba comenzando a desarrollar su propio "camino", formada por sus experiencias.

    Mientras trabajaba para el banco, Harada Sensei se le pidió que actuar como guardaespaldas de la familia real de Japón - El príncipe Mikasa y su esposa, la princesa Yuriko - durante su visita a Brasil en junio de 1958. En caso de cualquier acto que afectase a su seguridad, se decidió nombrar a los guardaespaldas de Japón a fin de evitar cualquier incidente diplomático. Entre todos los guardaespaldas japoneses, fueron también tres judokas senior - Sr. Kihara, 7 º Dan, Sr. Katayama, 6 º Dan, Sr. Fukaya, 4 º dan, y, por supuesto Harada Sensei. El trabajo duró aproximadamente dos semanas, la duración de la visita de Estado.


    "Harada como guardaespaldas del Príncipe y la Princesa Mikasa Yuriko, junio de 1958"

    A finales de 1959, Tsutomo Ohshima, ahora también con un 5 º dan, llegó a Brasil para visitar a su viejo amigo Harada un par de semanas, y si bien, fue profesor en su dojo. Mientras estaba allí los dos se reunieron con Masahiko Kimura, un judoka de la famosa Universidad de Takushoku que era entonces recorriendo el Sur de América como un luchador profesional.

    En 1963, Harada tenía unos 16-17 cinturones negros alumnos de él, todos los 1 de dans. Su primer cinturón negro Yasuda, un compañero empleado de banca. En esos años otros instructores habían llegado a Brasil y las rivalidades mezquinas de costumbre habían comenzado, por lo que Harada decidió que era hora de seguir adelante.
    Finales de ese mismo año, Harada fue invitado a París. Los estudiantes de Karate que habían oído hablar de él y recaudaron fondos suficientes para comprar un billete de avión con el fin de pagarle su visita. Harada renunció a su puesto en el banco, con la intención de tomarse un año para viajar, antes de regresar.

    A su llegada a París, Harada enseña en el dojo de Tetsuji Murakami, un 3er Dan Yoseikan que había venido a Francia por invitación de Henri Pleé. En este momento, Harada estaba enseñando karate Shotokan ortodoxa. Practica principalmente constaba de diez-no Kata, Kihon (fundamentos), Sambon y kumite (combate preestablecido).
    Aunque las investigaciones con Egami se habían vuelto una parte de la práctica de Harada, estos beneficios se han expresado a través de un estilo de universidad que le habían enseñado. Sin embargo, Harada era consciente de la rigidez de la Shotokan que había estado practicando y ha tratado de evolucionar y progresar. Y, a diferencia de muchos de sus contemporáneos, Harada Sensei siempre ha participado en cada lección. Es decir, en lugar de estar en la parte posterior de la sala de observación, aceptaría a cada estudiante, permitiendo así construir un fuerte vínculo. Otro instructor involucrado con Harada en este momento era un vietnamita llamado Hoang Nam. Pero, de nuevo, los celos y la política apareció, y de nuevo Harada decidió llevar sus talentos en otras partes.

    Esta vez fue a Gran Bretaña, donde había sido invitado por el famoso judoka, Kenshiro Abbe. Abbe fue un budoka de la recomendación alto: no sólo era un 8 º dan de judo, pero también ha mantenido un 6 º dan de aikido (estudió directamente bajo Morihei Ueshiba) y filas dan en Kyudo (arco), Juken-Jutsu (rifle la lucha contra la bayoneta), y kendo.

    La primera manifestación pública de Harada en Gran Bretaña fue el 23 de noviembre de 1963. siendo el primer residente Japonés Instructor de Karate en el Reino Unido. La ocasión fue el Campeonato Nacional de Judo que se celebra en el Albert Hall en Londres. Una serie de demostraciones de artes marciales se han realizado al margen de la competencia de Judo, a fin de incluir kendo (Tomio Otani), aikido (Masashiro Nakazono y Masamichi Noro), y el karate (Harada y un ayudante). Harada también publicó un artículo en Judo Noticias titulado " La esencia del Karate ", que proporcionan información sobre el pensamiento de Harada en el momento. Al considerar la dinámica de entrenamiento de karate, el pensamiento de Harada velocidad, resistencia y fuerza fueron los tres principales factores implicados. Los elementos que se consideran importantes fueron, la forma correcta de la postura, la relajación, la concentración y movimiento natural. También comentó sobre el karate en Europa, él pensaba que el karateka Europeo podría llegar a ser tan eficiente como los japoneses, una vez que se entendiesen los fundamentos.
    Después de esta exposición, y después de dar un seminario de karate en la Escuela de Judo abate el 7 y 8 de noviembre de 1963, Harada se le pidió una serie de seminarios y demostraciones en todo el Reino Unido, desde principios de 1964 hasta 1968, estuvo alternando la enseñanza del karate entre el Reino Unido y Bruselas. Su organización era de rápido crecimiento creando un gran grupo europeo.

    Fue durante uno de estos viajes a Bruselas, cuando se reunió Harada Sensei con Jotaro Takagi. Takagi, el instructor jefe de futuro de la Shotokai en Japón, es un graduado de la Universidad de Chuo, y él estaba en Europa en viaje de negocios. Takagi mostró una evolución práctica del nuevo de Tokio y así, durante seis meses, a finales de 1967, Harada regresó a Japón para investigar.
    Harada Sensei creía que tenía muchas cosas que aprender en esta vuelta a Tokio, pero en general consideró que no era un buen viaje. Harada no estaba seguro de la dirección que estaba tomando Shotokai. De hecho, para ser franco, tenía serias reservas. Visitó a su viejo amigo y maestro Egami a investigar en cuanto a su posición - o Shotokai Shinwa Taido. Pero Egami se sentó en la valla, no dando una respuesta de una manera u otra. Esto deprimió mucho a Harada. Sin embargo, hay algo que se confirmó la sustitución en Brasil de Harada por Arinobu Ishibata, graduado de la Universidad de Chuo, iba a ser enviado a América del Sur. Así, Harada, quedó libre para permanecer en Gran Bretaña.

    Las primeras escuelas de verano se celebraron en las condiciones espartanas de Grange Farm. En este momento el grupo de karate de Harada fue parte del Consejo de Budo Internacional (CIB), pero cuando iba a regresar a Japón en 1966, Harada renunció a la CIB, porque él no estaba contento con su política. Fue entonces que decidió formar su propia Karate-do Shotokai (KDS) la organización. Inicialmente, había diez clubes en Gran Bretaña, que él mismo dirigió la mayor parte de su formación y la enseñanza en el dojo de Kenneth Williams 'en Hillingdon. Durante este tiempo, Harada ganó la reputación de ser un instructor sin concesiones, siempre dispuestos a demostrar sus ideas, con gran riesgo para sí mismo, en nombre del progreso.

    Al regreso de Harada de Japón, muchos de los estudiantes de cursos superiores de Harada viajarón a Japón para probar las nuevas ideas por sí mismos. Pero, en 1971 Harada tuvo una dirección definida, volviendo al estilo más ortodoxo que había experimentado en sus días universitarios, y sobre todo el año y medio inestimable bajo la tutela de Egami. Si bien esto fue bienvenido por muchos, otros querían seguir con la forma en que había estado practicando. Esto dio lugar a otra división inevitable en la organización. Pero Harada Sensei estaba sin ataduras por las limitaciones de Japón. Después de haber pasado de 3-4 años con la experimentación sin éxito, pensó que había llegado la manera eficaz técnica de romper los lazos con Japón.

    Como Harada examinaba su propia experiencia y Karate-do en sí, poco a poco los cambios comenzaron a aparecer en su práctica. Por ejemplo, dejó de contar en voz alta, pues era la estimulación verbal, acondicionado al estudiante a responder al sonido en lugar de las imágenes. Por lo tanto, empezó a utilizar la percepción visual, como el gatillo. Del mismo modo, la práctica de Harada comenzó a evolucionar en un ambiente relajado y fluido estilo con poder de penetración dinámica. Y en el camino, la organización KDS creció, a tal punto que a veces hay tres cursos por separado que se celebrará el fin de semana cualquiera, en diferentes partes del país.

    Debido a la política, la KDS sufrió otra gran división en 1988. En esta coyuntura, la organización redujo a la mitad su número, y muchos grados más altos se perdieron después de invertir años de entrenamiento intensivo y el tiempo en ellos. Amargamente decepcionado, Harada regresa a Japón. Pero en lugar de eso decidió perseverar con su fiel grupo de estudiantes KDS y otra vez de invertir su tiempo y energía en su karate. Los restos de los fieles de la KDS ahora se convertiría en una organización libre de la política y cazadores de poder. Por otra parte, los que permanecieron en el KDS estaban allí para el bien de karate, que estaban allí para entrenar y mejorar, sin agendas ocultas. Así que, impulsado por el entusiasmo de su grupo, Harada continuó tomando enfoques nuevos e innovadores para la formación, lo que lleva el estudio a nuevos niveles.


    En la organización de hoy KDS, Harada enseña el lenguaje corporal y la percepción a través de la variedad de ejercicios que su investigación ha producido. Por ejemplo, hay prácticas constantes de movimiento, ejercicios diseñados para enseñar a los profesionales para conocer y mantener la distancia correcta, en general, perfeccionar las reacciones del cuerpo de los estudiantes en lo que respecta a los movimientos de un adversario. Si bien para que la estructura y la forma correcta dentro del movimiento se cumpla, la relajación se considera como fundamental para facilitar un cuerpo móvil. A partir de este estado natural y relajado, Harada puede producir velocidad, dinamismo y poder, incluso ahora, en sus primeros años setenta, parece todavía estar haciendo retroceder sus límites propios de cada práctica. Él es un verdadero testimonio de su propia investigación y trabajo de la vida. "La edad y el tamaño no debe ser obstáculo en el karate", dice, y esto es algo que muchos de sus jóvenes y mayores se dan testimonio de, por ser muy cierto, cuando se trata de Harada Sensei!


    En octubre de 1998, después de muchos años de resistencia, Harada recibió una invitación de Nihon Karate-do Shotokai a demostrar en el dojo principal en Japón. La celebración, que conmemora 60 años desde la concepción de la Shotokan y el 130 aniversario del nacimiento de Funakoshi, incluyó una reunión internacional en Tokio. Harada tuvo un selecto grupo de sus estudiantes KDS con él, y sus palabras, hicieron "un gran impacto" en la pantalla de la participación de todos los grupos japoneses más visitantes de Europa y América del Sur. Así, Harada Sensei había cerrado el círculo. Después de comenzar su entrenamiento de karate en la parte posterior de Shotokan en 1943 y que fuera el frío durante muchos años, era ahora de nuevo con su propio grupo, los cadetes, en su totalidad de ser aceptado por los japoneses, y él mismo reconoce como un verdadero maestro de karate por su mentores y compañeros.
    Harada es también uno de los pocos hombres que aún viven, que entrenó con Yoshitaka Funakoshi, un karateka de la reputación formidable.


No hay comentarios: