"La Escuela de Karate Colindres no va a publicar ningún comentario que sea "Anonimo", todo aquel que quiera comentar algo deberá identificarse"

mens

"La libertad significa responsabilidad. Es por eso que la mayoría de los hombres la ignoran". G. Bernard Shaw

mouse

bienvenida

"BIENVENIDOS AL BLOG DE LA ESCUELA DE KARATE COLINDRES".
"Vengo hacia ti con las manos vacias. No tengo armas, pero, si soy obligado a defenderme, a defender mis principios ó mi honor, si es cuestion de vida ó muerte, de derecho ó injusticia, entonces aqui estan mis armas, las manos vacias"

miércoles, 25 de abril de 2012

KARATE ¿Tradición o Competición?



En los últimos años estamos asistiendo a diferentes cambios en la reglamentación del karate, pero, ¿realmente necesitamos que el karate sea olímpico?, ¿merece la pena sacrificar las técnicas?, ¿y todos esos estudios e historia de años y años de los maestros en este arte?, ahora prima la velocidad sobre la técnica, en vez de mostrar en los katas una técnica bien hecha con todos sus puntos de ejecución bien definidos, se valora más una “media” técnica, en la que se recorta el recorrido con el único fin de que esta sea más rápida, dando más importancia a la foto final.


Está claro que lo más importante para aprender este arte es tener una buena base, ¿y ahora qué?, ¿cómo vamos a enseñar a nuestros pequeños alumnos?, ¿con vistas a la competición o vamos enseñar karate como antiguamente?. Dentro de algunos años cuando estos pequeños karatekas crezcan y dejen de competir, y empiecen a interesarse por la historia del karate, empiecen a preguntar por sus técnicas, de dónde vienen, para que sirven, y vean que hasta ahora han hecho un karate descafeinado de medias técnicas, sin apenas recorrido, sin esa sensación final de lo bien hecho, ¿cómo les explicamos tantos años perdidos, o solo queremos karatekas para unos pocos años?. 

1 comentario:

sasei dijo...

Amen,
Nunca he sido especialmente competitivo, pero veo que tiene unos aspectos positivos claros (la tension del oponente y los nervios de la valoración, la necesidad de superar a los demás,...) pero es muy triste que se sacrifiquen las bases y los fundamentos del arte en el camino.
Y la culpa de ese sacrificio esta en los jueces, que valoran de forma incorrecta, y de una normativa que no incide en el fundamento.
Hay que trabajar por recuperar los aspectos fundamentales del karate.
Un saludo