"La Escuela de Karate Colindres no va a publicar ningún comentario que sea "Anonimo", todo aquel que quiera comentar algo deberá identificarse"

mens

"La libertad significa responsabilidad. Es por eso que la mayoría de los hombres la ignoran". G. Bernard Shaw

mouse

bienvenida

"BIENVENIDOS AL BLOG DE LA ESCUELA DE KARATE COLINDRES".
"Vengo hacia ti con las manos vacias. No tengo armas, pero, si soy obligado a defenderme, a defender mis principios ó mi honor, si es cuestion de vida ó muerte, de derecho ó injusticia, entonces aqui estan mis armas, las manos vacias"

jueves, 25 de julio de 2013

RUTA DE SAN ESTEBAN A TRESVISO 2013


Como no podemos pararnos quietos pues los componentes de la Escuela de Karate Colindres decidimos hacer una nueva ruta a Tresviso, la idea inicial era subir desde San Esteban comer en Tresviso y bajar por el caño, pero la climatología nos hizo replantearnos la bajada, comenzamos con un gran día a patear, once componentes y un perro que se nos unió los primeros metros formábamos esta “expedición”, para los que no conocían la ruta pues se la "enseñamos" desde el mirador, lo entendieron a la primera con tres simples palabras, "hasta allí arriba", el sendero nos introdujo en el precioso bosque para comenzar una ascensión que no da respiro, de ahí a una zona algo más exigente, empezaba el "Rock and Roll", empezamos a combinar fuertes y empinadas subidas hasta que llegamos a los primeros cables, ya estábamos en "Heavy Metal" de la ruta, no había marcha atrás, ya habíamos roto a sudar como c..., campeones.







Admirando el paisaje íbamos ganando altura con mucha rapidez, la ruta no es un paseo, es exigente y en algunos tramos muy técnica, no apta para gente con vértigo puesto que pasa al borde del precipicio varias veces, aunque hay cables para más seguridad, llegamos al alto, foto de grupo, parada para reponer fuerzas y contar las primeras experiencias de los nuevos, con nosotros también vinieron Nicolás y Martín Junior, los benjamines del grupo que completaron la ruta con muy buena nota, a medida que bajábamos hacia Tresviso la niebla nos pisaba los talones a gran velocidad, llegamos a Tresviso después de tres emocionantes horas y después de una buena comida y mejores risas en la calle ya no se veía nada, la niebla hizo desaparecer el pueblo, ya descartada la bajada por el caño por culpa de la niebla nos disponíamos a bajar hacia Urdón y comenzó a llover y a tronar, mal rollo, se ponía muy feo, todos en el templete del pueblo viendo como llovía, esperando que pasase la tormenta, en un amago de clarear sin pensarlo dos veces nos lanzamos al descenso, la niebla lo volvía a poner todo blanco, mojándonos, con paso firme y buen ritmo llegamos a Urdón en hora y media, ya a la altura del Balcón de Pilatos nos dejó la niebla y volvió a salir una tarde preciosa que invitaba a bañarse en las pozas del río, aunque sus cristalinas aguas engañaban porque estaba helada. Así poníamos punto y final otra actividad del gimnasio.



No hay comentarios: